Orquídea Drácula

Laboratorio floral

En mitad de la poderosa y oscura selva tropical, el descubrimiento de una flor de apariencia extraordinaria y tenebrosa, inspiró y animó a este joven chileno, Felipe Carvallo, a adentrarse en el universo de las plantas transformando todo su bagaje profesional del mundo de la moda, el arte y la cultura en una nueva manera de entender el misterio de la Flora.
La belleza y la idiosincrasia de esta flor le llevó a dialogar con la naturaleza y arriesgarse a poner en marcha un Laboratorio Floral cuya experimentación, trabajo y pasión lo han convertido en un referente vanguardista del Arte floral de la capital.
Con una sensibilidad estética única, una cultura visual muy personal y una profunda conexión con los ciclos de la naturaleza, Orquídea Drácula ha logrado técnicas de composición, desnaturalización y preservación que transforman el paisaje de las flores en ramos y composiciones artísticas sin precedentes, cuyo proceso de creación conecta con el ciclo natural de quienes lo experimentan.
“El diálogo que mantengo con el universo floral me lleva a cuestionarme a mí mismo permanentemente. Experimentar con técnicas que inmortalizan su efímera y cíclica belleza me regala sensaciones, instantes y paisajes de una naturaleza inaudita. Es en estos procesos de observación cuando aprendemos a respetar nuestros propios ciclos vitales, a transitar lo inevitable, a aceptar nuestras sombras pero también a abrirnos a que un olor, un color o una textura nos despierten de esta época de letargo. La belleza y el movimiento que creamos en nuestro Laboratorio son una clara muestra de que aún estamos a tiempo.”